Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Posted by on Jul 29, 2015 in Notas | 0 comments

Asumir tu poder

Y quizás muchas veces te habrás preguntado: “¿Dónde está mi poder, mi valor, mi verdad, mi autoestima?”

Y quizás no has encontrado el eco de esa respuesta.

Y quizás escarbaste entre las sombras para encontrarla, y solo has hallado la misma voz que estaba buscando las mismas respuestas.

Y quizás un buen día has comprendido que has sido tu quien en algún momento, por alguna razón, ha renunciado a reencontrarse, a conectarse con esa voz del corazón que hoy te habla y te pide a gritos que la reconozcas.

Y quizás muchos actores hayan llegado a tu vida a ser parte de una transformación.

Y quizás no han podido verte ni valorarte, porque precisamente, es ahí donde nadie puede encontrar un valor que tú mismo/a dejaste en alguna parte.

Y quizás este es el día en que decides encontrarte, pensar en esas porciones tan grandes y tan sagradas, que representan tu propio amor, ese corazón con entrañas y pasión, al cual renunciaste creyendo que alguien lo suplía, que alguien lo llenaba o podía estar en alguna parte fuera de ti.

Y quizás llegue el día en que descubras que no está afuera, que lo fuiste vaciando en otras personas, creyendo que así lo encontrarías. Porque lo hemos revestido en personas, situaciones y todo se ha disfrazado del amor perdido.
Y quizás llegue el día en que te ames tanto… el día en que llegues a valorarte por lo que realmente eres, y ese día descubras que todo el amanecer pintado a tu alrededor era un simple espejo de lo que tu creías que eras. Y ése día vaciarás a tu corazón del dolor opacado por los años de la lucha incansable de que otros reconozcan tu verdad. Y es que ellos también la están buscando y tampoco pueden verte desde la mirada opaca de ellos mismos. Y es que ellos tampoco se han observado. Entonces recupera los pedazos de ese valor, el que has ido dejando en el camino y no te abandones más. No permitas que nada ni nadie lo haga. Porque al hacerlo, nada más podrá dañarte, porque sencillamente te habrás parado en tu propio valor. Habrás recuperado la morada interna, el grito del Dios esperanzado que busca que tú lo encuentres.

Y quizás ese día sea hoy… y el feliz amanecer de mañana apague las tenues sombras que quedaban y aun anidaban en tu interior.
Y es que el miedo ha paralizado a algunos hombres, haciéndoles creer que estarían solos y olvidados.

Y quizá esos hombres lo creyeron y sostuvieron por tantos años, que terminaron por darle entidad.

Y quizás el día para renacer es hoy y ya no vuelva a suceder de nuevo, de la misma manera, porque el tiempo del amanecer se asoma, y cuando haya amanecido, todos los que alguna vez tomaron su propio poder lo harán brillar, expuesto al sol, junto a él, el padre, en el nuevo mañana.

“Por eso te pido Dios bendito que me vuelvas a hacer parte de tu amor, pero esta vez quiero ser consciente. Quiero verte, dejarte brillar de nuevo. Hoy, la misma canción ya no me encuentra adormecido/a, porque hoy tengo viva la conciencia con la cual llegué a ser grande en mi propia conquista interna… y la habré perdido, y quizá yo mismo/a permití que eso suceda, pero cuando descubro que eso que perdí de vista por un momento siempre estuvo ahí esperándome, regreso lento, pero continuo, a abrazarme en esa morada”

Y quizás las olas del mar traigan nuevos aires, nuevos mensajes, sonrisas y emoción. ¡Bienvenidas sean y siempre las estaré esperando! Porque solo así tendré la certeza que “esperar” valió la pena.

“Dios bendito que está en alguna parte y en todas las partes, te pido que me lleves de regreso a mi luz interna, no me permitas jamás perderla de vista, porque cuando lo haya hecho de nuevo, volveré a desenfocarme”

Y quiero volver a casa
Y quiero volver a mi templo
Y aquí estoy de nuevo

“Recupera tu propio poder y valor, porque solo ahí hallaras la calma”

Y quizás, el quizás de hoy deba dejar de serlo… para solo así convertir un “podría ser” en el camino de la CERTEZA.

María José Bayard

Lee más Canalizaciones y Notas relacionadas...

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Para evitar los comentarios o mensajes Spam por favor responde a la siguiente pregunta *