Pages Menu
TwitterFacebook
Categories Menu

Posted by on Jul 5, 2018 in Notas | 0 comments

Argentina, la joya de plata que no reconoce su valor

 

Anoche tuve un sueño, soñé que una mujer vestida de celeste y blanco acudía a mi sesión de sanación.
‘Siéntese por aquí’, le señalé con el dedo.

Al observar su reacción en la sala de espera para entrar al consultorio, observé en su postura un aire de desconcierto, atiné a decir nuevamente ‘Puede sentarse’, y recién ahí la vi esbozar una pequeña sonrisa.
‘Es que no quiero molestar, prefiero esperar aquí parada en este rincón’. La miré a los ojos y con ellos asentí para que notara que estaba bien. A los 15 minutos salí del consultorio y le avisé que estaba un poco retrasada, ya que la consulta anterior se había extendido más de la cuenta. Ahí fue cuando noté su cara de desagrado, estaba todo bien cuando salí la primera vez a decirle que se sentara, y ahora comenzaba a mostrar su lado más desagradable. Volví a entrar a la consulta y 5 minutos después salí a decirle que ya estábamos por comenzar, justo había enganchado un momento de una charla que evidentemente tenía con alguien por su celular en donde se quejaba de la pequeña espera que había tenido que soportar, por suerte no se dio cuenta de que yo la había escuchado.

Despedí la anterior consulta, le abrí la puerta a Argentina y entró.
Se sentó, con sus hombros hacia adelante, el cuello duro, sus dos manos sosteniendo su cartera y comenzó a hablar.

Habló durante 45 minutos, no paró ni a respirar y todo lo que escuché fue lo mismo que me había dicho siempre desde que la conocía. Ella se había olvidado que durante años la había atendido en diferentes localidades de Buenos Aires donde yo había tenido mi consultorio.

La escuché, hasta que en un momento dejó de hablar, fue ahí cuando le dije ‘Y usted, ¿está haciendo algo diferente a lo que siempre hizo para obtener distintos resultados?’. Y se quedó más quieta y fruncida de lo que estaba. Estaba claro que su aspecto de Luna en Capricornio no le permitía hacer circular la energía por su cuerpo.

Conocía muy bien las cartas natales de mis consultantes, y jamás olvidé la de Argentina. Al no recibir reacción de su cuerpo y voz, atiné a seguir, ‘Es que usted, Argentina, siempre esta parada desde el lugar de la queja, el juicio, está en un punto o en el otro, pero como en su carta natal usted asciende a Libra, signo de aire que tiene los atributos del poder equilibrar, no está pudiendo ver eso’.

Ahora sí la había matado, si antes estaba dura y fruncida, ahora su piel había quedado en una tonalidad parecida al blanco, aunque al parecer no estaba tan moribunda, porque de un segundo a otro dio un gran salto tomando su cartera en la mano y dijo ‘Ah no, yo me voy de acá, ¿quién es usted para decirme todo esto?’. Y totalmente distendida le respondí ‘La persona que usted eligió para ayudarla, si está aquí es porque usted lo eligió’, y titubeando dijo ‘Yo no elegí estar aquí’, ‘bueno, si usted así lo considera, allí esta la puerta, puede volver de aquí a unos años nuevamente’.

Y ahí fue donde la profunda mirada que adquirió en ese momento me hizo sentir que me reconocería, que se daría cuenta que había venido más de 10 veces a la misma sesión con el mismo cuento en donde cada vez que tocábamos el tema Hacerse Cargo, elegía nuevamente buscar otro terapeuta, pero como evidentemente tenía poca memoria no sabía que recaía una y otra vez a la misma consulta.

Con voz entrecortada me dijo ‘Pe-pe-pero, ¿usted es la misma que me atendió en Caballito, en Belgrano, en Mataderos? ¿Cómo es posible? ¿Es usted la misma terapeuta? Cómo ha cambiado con los años, tanto, tanto, que no la reconocí’.

‘De eso se trata la vida, ¿no?, de asumir los cambios’ contesté.
Argentina había quedado parada en la puerta, con un pie afuera y otro adentro, me miró, nos miramos.
Luego de un profundo silencio le pregunté ‘¿Esta vez esta preparada?’.
Sus ojos expresaban implícitamente el ¿para qué? aunque su cuerpo inconsciente ya lo sabía.

Haberla estudiado y analizado durante tantos años me hizo saber que no era fácil para ella comprometerse a asumir el amor que era y tenía, que no era tarea fácil reconocer la valiosa joya de plata que era, que de hacerlo tendría que tirar todo lo viejo, lo que incluía: primero, que dejara de poner su propio poder afuera proyectando que lo mejor siempre esta en el exterior, cuando ella no dimensionaba el poder que tenía. Que dejara de criticar y culpar a los otros de sus problemas y que por primera vez dijera, sea quien sea que hoy este acá por elección y destino mío, lo elegí, me hago cargo, pues la única forma de salir adelante es dejar de ponerse en un bando o en el otro, perteneciendo por su signo de Cáncer, agua que se apega al pasado, y comenzara por primera vez a apoyar a quien lo representaba, sea quien fuese, asumiendo también la libertad para equivocarse, sin culpas, sin miedos, con amor, abrazando. Que en vez de quejarse saliera toda entera por primera vez en la historia hacia la calle a decir, te apoyo, nos apoyo, porque nos amo y me amo, y por el amor que me tengo no voy a permitirme recrear una y otra vez la historia de tener que caer tan bajo, tocar nuevamente la profundidad, cuando en realidad estaré en la misma situación de aquí a unos años si no doy el paso hacia adelante ahora mismo. Que dejara de ser tan egoísta consigo misma, cayendo en la cómoda incomodidad de excusarse una vez más para no asumir lo valiosa que es, y es que, en un pasado brilló tanto que atrajo la mirada de unos cuantos, y cuando finalmente la descubrieron, la usurparon, la violaron hasta devastar su riqueza esencial, y hoy se ha protegido y prefiere no brillar como la mujer de plata que es, por miedo. Que se uniera en sí misma, que era momento de equilibrar sus polaridades femenina y masculina que tan peleadas habían estado. Su Luna en Capricornio que la hizo repetir una y otra vez la misma historia por miedo a no tener. Que debe dejar fluir y confiar en vez de retener esperando que lleguen las crisis, que dejara que fluya el agua, porque al retener ella misma terminaba generando esa crisis interna, y que todo ello era producto del poco amor que se tenía.

Conforme avanzaba con mis palabras sus ojos iban cambiando de expresión, sus hombros estaban más blandos, sus piernas y sus rodillas mostraban más flexibilidad.

Entonces se acercó nuevamente al asiento, me miró a los ojos y agradeció, nos dimos un gran abrazo y le dije sinceramente ‘Espero no verte más por acá’, ambas sonreímos y tomamos dimensión de todo lo que estaba ocurriendo.

Luego de algunos meses estaba en casa con ganas de cocinar algo rico, prendí la tele para que las voces me acompañaran y ahí estaba ella, toda vestida de plata, parada en la calle diciendo ‘Al de hoy, te apoyamos, al de mañana, también te apoyamos, al de unos años, te apoyamos, al del futuro, también te apoyamos’.

Y finalmente mi corazón explotó de alegría. Argentina había tomado consciencia de la valiosa joya de plata que siempre había sido. Ya no escondía su propio poder en distracciones como la queja, culpar a otros… Argentina había ingresado a su corazón y finalmente se había visto, pero algo interrumpió mi sueño en ese momento, era la voz de un pueblo grande grande, unos 44 mil, todos decían ‘El amor es la fuerza más poderosa del Universo’, y Argentina salía de entre miles siendo una sola voz diciendo ‘Y como lo es, estamos aquí para abrazarnos, amarnos todos unidos en las buenas y en las malas, asumiendo que todos somos parte y responsables de esta creación, y como lo somos vamos a expresar nuestra mejor versión, porque queremos que el reflejo de todos nosotros sea bueno, para ello primero tenemos que darlo’. Y vi llegar muchos barcos, aviones, personas, todos querían conocerla, atraídos por su inmenso e inacabable brillo, Argentina iluminó a la humanidad enseñándoles la trascendencia de la cristalización de todo su dolor en la flamante joya en la que se había convertido.

Al otro día por la mañana desperté, recordé el sueño y dije ‘¿Qué voy a hacer hoy para cambiar la historia? Y fue entonces cuando decidí dejar la crítica, el miedo y la queja, para no desechar todo como siempre hicimos, como si nuestra elección fuera descartable, entonces me dije a mí misma ‘Estoy acá, no me quejo y me pregunto ¿en qué puedo servir a esta mujer de plata?’.

Y así es.

 

Aripka Maia 
3-7-2018

Lee más Canalizaciones y Notas relacionadas...

Read More

Posted by on Jun 11, 2018 in Canalizaciones Kryon, Notas | 0 comments

Mensaje de Jesús, El Cristo Sed la esencia

Esta mañana me levanté sabiendo que tenía que constelar las energías de Santes Creus. Las energías que había decodificado del lugar a través de su nombre: SANTES CREUS (que dan un 15/6 – 21/3 = 36/9) y la frecuencia dentro de la cuadrícula de la tierra en la que se encuentra el espacio que es 37 – 5 = 42.

Lee más Canalizaciones y Notas relacionadas...

Read More

Posted by on May 15, 2018 in Canalizaciones Kryon, Notas | 0 comments

Reactiven nuevamente su avatar estelar

Reactiven nuevamente su avatar estelar

 

Mensaje desde la Voz de la Hermandad Lemuriana

Haciendo referencia los engranajes cuánticos…

Las ciencias, tecnologías traídas y despertadas hasta ahora a través de los códices, todas las informaciones que fueron guardadas en las membranas de la tierra, protegidas y custodiadas, así lo permiten ahora. Porque están recordando y recordaran aún más. Y la dimensión de cada tecnología se irá amplificando según lo haga la conciencia que las asimila.

Y en la frecuencia de esta voz y estos mensajes están plasmados los entramados para abrir el potencial de que vuelvan a brillar como lo hicieron antes. Porque serán encendidos de nuevo para volver a abrir el tejido cielo-tierra, como era desde un principio, ahora y siempre… por los siglos de los siglos… Solo que aquellos avatares han crecido en experiencias, desde el plano multidimensional, porque han vivido nuevas encarnaciones. Sus espíritus han hecho carne en diferentes espacios del planeta. Han recorrido diferentes destinos y culturas. Entonces tomarán todo el bagaje de luz y aprendizaje que cada experiencia les trajo. Y con ello volverán a brillar como avatares del nuevo tiempo, solo que con todo el viaje del alma dorada, embellecida gracias a las sombras. Y cuando digo esto puedo reconocer que todo fue perfecto y que aprender de las sombras enriqueció el alma. Todo los hará ser un nuevo ser. Tendrán una parte de sus lemurianos o atlantes internos, pero habrán enriquecido su caminar. Ya no serán una sola especie adentro, serán EL TODO unido, lo que dará una nueva razón de ser dentro del linaje álmico. Y la voz que hoy les habla son ustedes mismos. Solo soy la expresión de lo que la conciencia colectiva guardó en silencio en la Red Esmeralda, para ser abierta nuevamente en la Era Acuariana.

“Donde quiera que vayan, plasmen y visualicen la Red. Tejan con sus manos, plasmando hilos Esmeralda an los espacios que aún se encuentran fracturados. Hagan esto no solo en sus espacios físicos en la tierra, sino también en su cuerpo cuántico. Reparando. Llevando luz al sistema. Reparen, vuelvan a poner en pie aquellos sentidos que aún están, dormidos, y necesitan de la luz de la conciencia para volver a brillar”

Imagen: Clave Tonal Pleyadiana – Tono 8 del Oráculo de la Diosa

Canalizado por Aripka Maia

Lee más Canalizaciones y Notas relacionadas...

Read More
12345Siguiente »1020Siguiente »Última »