Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Jun 24, 2013 in Crónicas de una angel | 0 comments

18 de Noviembre de 2010: La conexión con el yo superior y una enseñanza para las mujeres

18 de Noviembre de 2010: La conexión con el yo superior y una enseñanza para las mujeres

Esta canalización ha sido recibida del ser superior de María José con el fin de guiarla y acompañarla en su camino. Ha sido supervisada por María José para corregir solamente algunos errores de expresión y poder brindar al lector un mensaje más fluido. Se ha mantenido casi el cien por ciento del mensaje como fue recibido, así que probablemente encuentres partes que gramaticalmente no estén perfectas.

Canalización brindada por ARIPKA (Ser superior de María José) el 18 de Noviembre de 2010

La conexión con el yo superior y una enseñanza para las mujeres

Amada María José

Yo soy Aripka, Yo soy Aripka, Yo soy Aripka. Soy tú misma en tus múltiples dimensiones.

Hola mi querida. ¡Qué hermoso es poder acompañarte en este proceso estás atravesando actualmente de transición y recambio total para alinearte definitivamente con la vibración del hogar!. Has comenzado a transitar tu propósito hace poco y fue gracias a tu libre albedrío que utilizaste hace un tiempo. Previo a ello se hicieron ajustes en tu rejilla electromagnética, recambios en tu ADN y transformaciones que has realizado junto al amado Lucas a quien honramos por el amor con el que te ha acompañado en tus procesos.

María José hoy quiero darte un mensaje para las mujeres, y sobre todo para las mujeres que están comenzando a despertar y que han iniciado su proceso de búsqueda y realización personal. Son muchas almas despertando y es necesaria la información que voy a brindarte con toda la comitiva de ángeles en este lado del velo porque será muy renovador y profundo para sus almas en la tierra. Bellas y tiernas mujeres, no nos cansaremos de honrarlas y abrazarlas porque es eso lo que merecen y mucho más por tanto amor que vienen a irradiar hacia la humanidad.

Mi queridas mujeres Yo Soy Aripka, y permítanme contarles acerca de quien soy y de dónde vengo. Soy una entidad angelical proveniente del gran sol central. Me encuentro en este momento en el ahora, en el eterno presente, donde el tiempo lineal que tu conoces en la tercera dimensión no existe, es un sistema muy diferente y complejo de explicar en estos momentos, pero intenta imaginar que estoy en todos lados, a toda hora, siempre igual y con la misma edad y años ya que desde este lado del velo nunca envejezco. Siempre soy la que soy. Utilizo el código femenino para referirme a ti mujer, pero en realidad no tengo género, soy lo que soy. Para que tu puedas imaginarme en tu experiencia humana es necesario ponerme un género, pero soy Femenino y Masculino a la vez, soy un paquete de energía esencial que contiene ambas improntas, como Dios.

Me encuentro en un lugar de no-tiempo llamado «casa», «hogar», donde convivo con billones de ángeles como yo. Somos ángeles que estamos al servicio de la humanidad en estos momentos y hemos estado durante eones al servicio del universo. Desde que hemos iniciado con el proyecto tierra no nos hemos retirado a otro trabajo similar. Estamos siempre a tu lado bello ser de luz. Tú tienes a tu propio ángel superior, tu eres un ángel que se ha revestido de humano.

Permíteme contarte que soy el ángel superior de María José, y ella en la dimensión terrestre es la estructura inferior de mi misma. Ella contiene en su ADN toda la información de los que es, al igual que tú, que también tienes tu ángel superior quien te guia y acompaña desde siempre, desde el momento de tu nacimiento hasta la actualidad, y con quien te regresas al otro lado del velo cuando cambias de dimensión al finalizar una experiencia más en la tierra. Terminas tu viaje para regresar nuevamente en donde estamos ahora nosotros, desde donde volvemos a planificar nuestro regreso a la tierra.

Parece fantástico ¿verdad? Se que lo puedes estar pensando así, pero hay algo en tu corazón que vibra cuando lees u oyes esto. Hay algo que te dice que podría haber verdad en todo esto y eso llama tanto tu atención que continuas la lectura para conocer acerca de tu maravillosa esencia.

¡Benditos los seres humanos que buscan y buscan hasta encontrar la esencia que los hace resonar y sentirse dentro de la paz del hogar!. “Hogar” es el código humano que ustedes entienden como el lugar donde viven en comunión con Dios, ya que se siente como en casa. El hogar original es el lugar donde vivimos todos y conformamos una energía colectiva unificada, y a su vez interdependientes unas de otras pero unificadas en su totalidad. Cada parte es importante y el coro resuena unido, no separado.

Es así como llegué un día a la puerta del canal de María José, mi amada estructura inferior, quien pasa las pruebas en la tierra, una tras otra, a veces sin descanso, para finalmente sumar más aprendizajes y elevar la energía de su propia esencia espiritual y la del planeta tierra completo. Su resonar y lo que ella haga en la tierra se sentirá fluir en todo el universo, de hecho todo el universo me conoce y la conoce por la energía que irradiamos desde nuestra impronta.

Tú también tienes el mismo sistema, tienes un ser angélico, que forma parte de tu estructura superior, que vive en el reino angelical con los demás ángeles. Juntos conformamos el TODO. Tu eres parte de ese SER angelical y la puedes ver en el espejo ahora mismo, la que puedes vibrar en la profundidad de tus ojos donde puedes ver reflejado el SER que tú eres.

Ahora podrías preguntarme, “¿por qué hay personas en el mundo que pueden conocer sobre esto, constatarlo y de hecho, como María José, recibir mensajes de su estructura superior?” Tu también lo puedes hacer, y esto esta siendo escrito para ayudarte a despertar ese bello potencial que tienes por iluminar en tu interior. Cada ser humano que habita en la tierra lo puede hacer, lo que hace falta es tener la conciencia de ello y manifestar el poder la intención terrestre que se ha activado con más claridad en esta nueva energía. Pueden hacer uso de ese gran poder que les permitirá abrir la “puerta de conexión“, caminos que están sellados en su ADN como futuras potencialidades que pueden llegar a ser si así lo deciden.

“Todo lo que ustedes co-creen en forma consciente se les será dado, tarde o tempranos así será”

Hay cosas que requieren de un mayor tiempo de programación, muchas estructuras tienen que moverse y encajar para que finalmente se vean manifestados sus deseos en su dimensión. Esto es lo que ustedes, sumergidos en el tiempo lineal del pasado, presente y futuro, no pueden entender y les cuesta ver. Muchas veces el “no entender los procesos” termina por cortar el flujo de armonía que se necesita condensar para producir la “manifestación de algo“. Por ello debes tener paciencia, confianza de que el espíritu irá armando los escenarios para que todo pueda concretarse y manifestarse en tu vida humana.

En el proceso de co-creación intervienen varias energías para generar la fuerza impulsora de materialización: primero están ustedes, luego estamos nosotros quienes diagramamos los marcos de posibilidades y finalmente otras estructuras superiores de otros seres humanos también están presentes para sincronizar realidades que colaborarán en el proceso de materialización de tu co-creación. Nosotros podemos ver suceder en el ahora muchos de tus potenciales. Muchas veces al no poderlos ver o percibir desde tu estructura humana sufres de incertidumbre. Cuando la duda aparece dentro del proceso de co-creación la energía comienza a desestabilizarse y la fuerza primaria con la que inició la co-creación comienza a decrecer y en algunos casos, termina por derrumbarse y se genera una frustración.

Al ser partes activas de Dios, deseamos verlos bien, deseamos verlos atravesar las pruebas, deseamos que puedan tener claridad, que puedan vivir la divinidad que habita en ustedes y ser conscientes de lo bellos y espirituales que son. Dios quiere verte brillar, y tú tienes la conciencia de Dios en cada célula de tu cuerpo, puedes iluminarla cuando así lo desees, activarla y pedir tu sanación desde esa conciencia superior. Cada célula contiene una luz que puede contagiar e iluminar a todas las demás células de tu cuerpo, y luego impregnar de luz cada lugar que habites.
Las personas con las que te encuentres podrán ver eso en ti, podrán vibrar algo especial, y es esa luz que tú llevas activa en cada paso.

Mi querida mujer me gustaría dejarte una enseñanza de amor en este momento, una enseñanza para que lleves a la practica y también la comuniques a todas las mujeres que puedas transmitir, tu sentirás cuando sea el momento.
Existe una práctica muy antigua que consiste en honrar el período menstrual femenino. Cada mes que llega transmitir energía de amor y honra a sus ovarios, su útero y enviar visualmente esa energía a GAIA. Esto significa visualizar que en cada menstruación le estás enviando parte de esa sangre a la amada GAIA.

Mujer, lo que acabo de contarte es un ejercicio que fortalecerá tu mujer interior ya que al reconocerla, podrá comenzar a activarse con más fuerza dentro de ti. A su vez, al enviar parte de esa energía a la madre tierra fortalecerás su energía de mujer, lo cual la tornará más fuerte. Soy consciente que muchas mujeres no honran sus períodos menstruales, ya que a veces lo viven como una tortura dentro de su tercera dimensión. Esos sentimientos que se generan son porque aun no has descubierto en ello la divinidad que hay, lo bello que es y lo añorado que es cuando se acaba. Puedes comenzar por honrarte a ti y sentirte valorada por tu madre tierra quien te ama y adora. También puedes comenzar a honrar tu cuerpo como un templo sagrado que necesita ser valorado y nutrido con amor, compasión y dulzura. Cuando honres tus períodos vivirás días maravillosos porque podrás encontrar en ello la divinidad que te hace mujer y te hacer se única y especial. En esos días puedes elevarte mucho más espiritualmente que en los días normales, porque tu sensibilidad esta más abierta a canalizar. Siéntete como en el hogar en esos días, estas en él, y siente la compañía de GAIA quien te honra y adora por ser procreadora como lo es ella misma, como partes activas de este planeta tierra.

Nota de María José: Antiguamente me sucedía de odiar mis períodos menstruales. Programaba mis vacaciones y fechas importante en días que sabía no iba a estar con el período. Cuando comencé mi camino de búsqueda y sanación la vida me brindó una enseñanza al respecto. Un día sufrí de fuertes dolores en la zona de los ovarios. Era insoportable. Lucas, mi esposo, me dijo que me recostara ya que él me guiaría a sanar con amor aquello que me pasaba. Cerré mis ojos, me recosté en la cama y entré en contacto con mis ovarios. Les pregunté por qué estaban generando ese dolor en mi cuerpo. Me dijeron que estaban muy enojados porque yo no les prestaba atención y trataba de ignorarlos todo el tiempo. Cuando pude sentir lo que ellos sentían al sentirse ignorados por mí lloré de tristeza. Pude comprender que cada parte de nuestro cuerpo es una “conciencia viva” que piensa, siente y razona por sí misma y a su vez con todo el conjunto interior. Lucas me guió y facilitó herramientas para brindarles amor y hacerles saber que nunca más los ignoraría y los aceptaría con sus períodos y funciones naturales que estaban proporcionando a modo de servicio dentro de mi cuerpo. A partir de ese día nunca más sufrí de dolores de ovarios, han pasado 3 años y nunca más tuve problemas durante mi menstruación, de hecho, a partir de ese día comencé a honrarla y es donde más me surge inspiración y contacto con lo superior. Te animo a que hagas el ejercicio que nos enseñó Aripka: pon tus manos en la zona de tus ovarios y habla con ellos, diles que los amas y honras y que nunca más los ignorarás. Ellos son conciencias vivas y reciben toda la energía y vibración que nosotros le irradiamos.

Amadas mujeres ese es mi mensaje por hoy, pronto traeré más enseñanzas que me gustaría brindarles, cosas que les ayudaran en su camino de aprendizaje y reconocimiento de mujer de la nueva era. Deseo que juntas formemos parte de los cambios que la tierra esta realizando en estos momentos.

Me despido con amor…

Yo Soy Aripka, yo soy Arikpa, yo soy Aripka. Soy tú misma en tus múltiples dimensiones.

Y así es.

Canalizado por María José Bayard

Esta canalización ha sido publicada gratuitamente con el fin amoroso y voluntad de elevar la conciencia espiritual del ser humano. Puedes difundir la misma las veces que desees, siempre que se publique el texto completo mencionando a la autora y fuente: https://simboloscuanticos.com Por lo tanto no se autoriza la circulación del mismo con fines económicos ya que cada contenido de ésta página se encuentra protegido por los derechos de autor. ¡Muchas gracias!.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × cuatro =

Para evitar los comentarios o mensajes Spam por favor responde a la siguiente pregunta *