Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Jun 3, 2014 in testimonios | 0 comments

Conoce las experiencias de las personas que se activaron con Gabriela Levalle

OLGA
PROFESORA DE YOGA Y MAESTRA DE REIKI
62 años
EEF- A distancia- Abril 2014

Sentí un hormigueo en todo el cuerpo como electricidad. Tironeo en el vientre (leve dolor), Sacro y Raíz. La sensación de elevación y luego una ondulación del cuerpo como olas al ritmo del corazón. Mucho movimiento energético en ambos brazos y manos como un masaje. Luego visualice un rayo de luz entrando por mi corona iluminando mi cuerpo y anclándose en el corazón.

En la 2° ssión sentí mucha activación en el vientre y sobre el lado izquierdo, alivio en el Plexo Solar y la espalda, un pequeño dolor de cabeza y cosquilleo en las fosas nasales. Luego muchas ganas de orinar y bostezos como descargas.
La útima sesión siempre sentí un hormigueo en todo el cuerpo al comienzo, como una suave descarga eléctrica, la sensación de flotar como elevándome. Esta vez sentí como tironeo en la cabeza sobre todo en los oídos. Mucho trabajo en el vientre. Y en un momento visualicé una pileta hermosa con agua celeste cristalina y me sumergía en ella y salía despejada. Siento una hermosa y cálida protección a mi alrededor, siento paz y estoy como más despierta e intuitiva.- GRACIAS por compartir tan hermosa experiencia.- Estoy Feliz!!!

Desde que recibí las activaciones vuelvo a tener conexión conlos suños, mayor intuición, necesidad de volcar desde mi interior los conocimientos adquiridos.

MIRIAM
ASTROLOGA- 52 AÑOS
EEF- PRESENCIAL- Abril 2014

Al incorporarme sentí que me dolía mucho el cuerpo, como si hubiera dormido muchas horas; como si alguien me aplastara contra el piso (pero no desagradable)., me duelen los brazos.
Al principio la sensación fue muy agradable, muy amable. No suelo ver colores pero había una energía que hacía como ondas. Sentí que se empezó a activar mi chakra sexual, como un cosquilleo, y luego sentó que desde ahí mi cuerpo se expandía; luego no sentí más eso.

Luego de eso, como una sensación de energía femenina y esa energía que se metió como dentro de un capullo. Después de eso, desde el chakra raíz la energía se expandió y algo entró por la cabeza.
Luego la mente como que se fue, y tenía pensamientos desagradables e incoherentes; por ejemplo en un momento apareció una criatura, como un humanoide (algo feo, dando un zarpazo y diciendo “te saco de tu belleza”). Luego vi un bebé que giraba a mi alrededor.

Al final, sentí mucho dolor en el cuerpo.

La 2° vez sentí puntadas en la cara, que me apretaban ,presión en la garganta que subió hacia la cabeza, y luego mucha luz (internamente decretaba en ese momento: YO SOY LUZ)
Sobre el final sentí como un soplido sobre el chakra base; luego sentí hasta el plexo solar como una sensación de asco (en realidad todo el día estaba con esta sensación de malestar en el estómago).
La 3° vez, vi mucho azul y violeta, sobre todo en la cabeza. También sentí soplidos. Sentí aroma a vainilla.
Al final sentí como dos energías: hombre y mujer que se juntan (en ese momento suspiré profundamente)

AGUSTINA
20 años
Estudiante de fotografía
EEF- sesiones a distancia

Sentí como si fueran nervios en la panza y mucho cosquilleo en las manos, y en la parte del tercer ojo al principio también cosquilleo..
Al terminar me sentí como si me hubieran pegado (me duele todo el cuerpo)

La 2° sesión sentí mucho más que la primera vez. Mucho hormigueo en las manos y mucho calor. Sentí en un momento que me tocaban el pie derecho y cuando sentí eso, el hormigueo se fue por todo el cuerpo, desde los pies a la cabeza, y sentí como si estuviera flotando.
Después sentí como que me había caído una partícula chiquita (fue raro eso) en la sien del lado izquierdo, y empecé a sentir hormigueo muy fuerte en las sienes, frente y mucho hormigueo en el tercer ojo, como una presión, como si alguien me estuviese apretando con un dedo. Luego cuando terminó la sesión sentí mucho calor y me transpiraron las manos.

También sentí como si tuviera los brazos invertidos, como cruzados uno por encima del otro y me tiraban de los brazos (como quiropraxia) y en la parte de los glúteos mucha presión, como si hubiese hecho mucho ejercicio. Ahí vi a alguien , algo le apretaba a algo la cabeza; era un hombre pero no pude distinguir nada, era una sombra negra.
Al final, la boca muy seca

La última vez me relajé muy profundo, no tuve tantas imágenes. Me costó reincorporarme y volver. Me transpiraron las manos.

Desde que recibí las Activaciones siento más entusiasmo y ganas de realizar proyectos personales. Más enfoque en mí misma. Me siento mejor anímicamente y emocionalmente. Alivio en temas que estaban estancados, pude resolverlos mejor.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + tres =

Para evitar los comentarios o mensajes Spam por favor responde a la siguiente pregunta *