Pages Menu
Categories Menu

Posted by on May 12, 2014 in Uncategorized | 0 comments

Experiencias de las personas activadas con la facilitadora María Cecilia Gil

1) Paula – Argentina
Edad: 29 años
Profesión: Psicóloga (sin ejercer)
Activación de la EEF Presencial

Paula sintió durante las sesiones distintas sensaciones físicas como pinchacitos detrás de la cabeza y en las manos, cosquilleos en los pies, mucho calor, la sensación de liviandad de su cuerpo como si “flotara”. Se trabajó durante las sesiones limpiando muchos miedos, trabas mentales y emocionales y se limpiaron muchas situaciones no resueltas en vidas pasadas en especial con su actual padre. Todo este trabajo de alguna manera la obligó a volver a enfrentarse a muchos miedos que consciente o inconscientemente los estaba tapando. Y luego de una semana de su activación esta fue su experiencia…

“hola ce:
Me sentí mucho mejor, de a poco esos miedos y preocupaciones desaparecieron, entendí que no puedo depender de un otro siempre y que de a poco voy a tener que valerme por mi misma. A su vez, me convencí de que es algo que vale la pena vivir, esto de convivir, probar, que nadie tiene la bola mágica y no sabe lo que le depara el futuro… Estoy más serena, estuve averiguando consultorios por las dudas, para alquilar, por si llega a surgir un paciente nuevo y … bajando un cambio.
Gracias a vos! beso!! “

2) Romina – Argentina
Edad: 30 Años
Profesión: Ama de casa
Activación de la EEF a Distancia

“Hola Ceci!!

Quiero agradecerte por esta hermosa experiencia. La verdad que como ya sabes y lo charlamos, no tengo mucha experiencia en lo energético, y por ende me da la sensación que probablemente muchas cosas no me doy cuenta. Lo que si noté en la primera sesión la energía en mis manos, sentía calor y como hormigueo. Pero en esta segunda sesión sentí como ese calor se movía en mi palma y también lo sentí en mis pies, mucho más que la primera vez, tal vez esto tenga que ver con esto que comentás del fluir de la energía.
En ambas sesiones me dormí, y muy profundo. Como vos decís, me doy cuenta que mi cuerpo estaba débil, porque me siento con más energía. Si bien el mismo día de la primera sesión me sentí con sueño, ya a partir del segundo comencé a sentir ganas de hacer cosas. Inclusive de reconectarme con una parte de mi que hace un tiempo estaba abandonada. Traté de meditar (digo «traté» porque evidentemente estoy muy acelerada y me costó bastante mantenerme en tranquilidad) e hice algunos ejercicios de yoga.

Físicamente otra cosa que sentí, en la primera sesión fue algo en el pecho (que no puedo describir) y en la segunda antes de dormirme tuve una sensación física parecida a cuando algo nos da miedo, pero fue un instante y después se fue.
Por ahora siento que tengo ganas de hacer cosas, me siento con más fuerzas, inclusive para encarar los proyectos que tenía dando vuelta. Y me siento más positiva respecto a esto. Noto una liviandad en mi cuerpo y un poco más de sensibilidad ante algunas cosas.
Igual creo que parte de mantener esto que noto, también va a depender de mi y de lo que quiera construir a partir de aca.

En fin… como ya te dije. MUCHISIMAS GRACIAS por darme esta oportunidad, y brindarme tu amor y tus ganas de ayudarme. De corazón!!

Te quiero mucho

Romi “

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

uno × 1 =

Para evitar los comentarios o mensajes Spam por favor responde a la siguiente pregunta *