Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Abr 4, 2013 in Canalizaciones Kryon |

Kryon: La Metáfora de la Humanidad

Kryon: La Metáfora de la Humanidad

Canalizado por María José Bayard – 10 de Enero de 2011

Hola mis queridos, yo soy Kryon del Servicio magnético.

Muchos se preguntarán, ¿que es canalizar?, ¿Qué se siente hablar a través de la voz de un humano?. Déjenme decirles mis queridos que es algo que todos pueden hacer, es un don del ser humano, marcado en su ADN divino, poder representarse a sí mismos en esta energía terrenal. Porque a quien escuchan, a quien sienten canalizar es a su otro yo, a un miembro de la familia que habita en el otro lado del velo.

La canalización es algo que todos hacen a diario, es el llamado constante y voz de Dios que sientes internamente, sobre todo cuando sale de ti algo que pensabas no podrías hacer o decir, no sabes de donde proviene aquello que dijiste, es como una sabiduría interior que quizá pensabas que no podías tener, bueno allí estas canalizando. Cuando los pensamientos productivos y espirituales vienen a tu mente y sientes que son incluso hasta para escribirlos y transmitirlos, seguramente el espíritu, tu mismo en otra dimensión, esta enviándote un mensaje de amor. Por eso te decimos amado ser humano, confía en tu voz interior, es la que no te falla, tu voz interior proviene de tu parte angélica, de tu divinidad.

Como verás nunca estás solo, ¿piensas que te abandonamos en algún momento?… Piensa lo siguiente: si sabes que tu otro yo habita en otro plano que no puedes ver ni tocar y eres tu mismo pero en otra dimensión, ¿Qué piensas que haría tu otro yo?, ¿Qué harías tu por ti mismo?, ¿te abandonarías?. Tu otro yo te mira con los ojos del amor de un padre angélico, ¿Cómo piensas que miran los padres angélicos a sus hijos o hermanos?. Te miran con amor y honra, gloria al padre, al hijo y al espíritu santo. ¿Te suena familiar?. Así es mis queridos nunca están solos, siempre están acompañados, siempre estamos, ni por un segundo de su tiempo lineal los abandonamos, siempre puedes hablarnos, acudir a nosotros, somos tu voz interior, acude a ella para co-crear las soluciones que ya existen y están disponibles cuando las quieras manifestar.

Nos dirigimos ahora al humano que se siente abandonado, no querido, no valorado, esto es para ustedes mis queridos, te decimos, siéntete confiado porque si has puesto tus ojos en esta pagina hay algo que el espíritu quiere decirte. Si supiesen cuánto los honramos y adoramos no tendrían esos problemas de amor y reconocimiento que llamamos “reconocimiento espiritual” que sufren todos los seres humanos por naturaleza. ¡Si!, escuchaste bien, tu problema querido humano es que llegas a la tierra tan alejado de tu esencia que te sientes un poco abandonado de tu grandeza cuando estas aquí. Miras a los ojos de los otros seres como tu y dices: ¿no te has dado cuenta que soy importante?, dices interiormente: ¡mírame bien!, ¡mira lo especial y divino que soy!, ¿no lo habías notado?. Y esto mis queridos lo hacen todos, y déjenme decirles porque es que esto sucede.

Al estar tan alejados de la verdad de quienes son, de qué han venido a hacer y lo que harán por el trabajo de amor por el planeta, sienten como una pequeña corazonada a nivel celular de que hay algo mas. A nivel del ADN en las capas de conciencia mas elevadas ustedes saben muy bien quienes son, las vidas que han pasado y los actos heroicos que han desarrollado para la humanidad.

Para comprender mejor lo que quiero transmitirles voy a contarles una pequeña metáfora. La hemos llamado “La metáfora del ser humano”. Imagina una humanidad, parecida a la de ustedes solo que en otro planeta, en otro lugar. Imagina que esta humanidad llega a su tierra como ustedes lo hacen en esta, privados y escondidos de su totalidad. Llamaremos al personaje de esta humanidad “Hombre”, ni femenino, ni masculino, hombre en su doble género. Cada humano que nace en esa humanidad es implantado por toda una vida con un disfraz… he aquí la historia…

“Hombre” nace un día y es implantado como todos los demás en la humanidad… el nunca se había dado cuenta que tenía un disfraz, porque los demás humanos del planeta también lo tenían, eran igual que el, todos tenían el mismo disfraz. Sucede que la experiencia de ese planeta marcaba esa impronta, cada ser que nacía era tapado con un disfraz. “Hombre” pasaba toda su vida con ese artificio, sentía que había algo especial en el, en su persona, pero aun no podía saber bien que era. Se miraba al espejo y veía ese disfraz ordinario, que era su realidad, y pensaba que podría ser mejor…

“Hombre” comenzó a pensar que había llevado siempre algo consigo que le había sido un poco incomodo de cargar por lo largo de los años que había pasado en el planeta de la humanidad, entonces un buen día comenzó a investigar. El tema es que este disfraz estaba tan bien diseñado, tan bien arraigado, que sus terminaciones y adaptación a su cuerpo habían encajado tan perfectamente por lo largo de los años que ya hasta casi parecía no incomodarle tanto. Por nada del mundo se daría cuenta lo que transportaba, de hecho el disfraz fue creciendo en conjunto con el, ya que se iba adaptando al estiramiento y crecimiento de su propio cuerpo hasta que llegaba al punto máximo de su crecimiento. Definitivamente esa era la realidad de “Hombre” y la de los demás seres de la humanidad.

Un día “Hombre” cansado de sentirse como un ser ordinario, comenzó a preguntarse ¿quien era el en realidad?. Entonces inició una búsqueda, comenzó a hablar con los mayores de su sociedad, a preguntarse a si mismo y a los demás… Su intriga comenzó a despertar la intriga en los otros integrantes de la sociedad y se levantó una pacifica rebelión de querer conocer mas. Todos los miembros habían experimentado por lo largo de sus vidas una cierta molestia e incomodidad, de no saber quienes eran, algo que les había acompañado siempre, como una carga, algo que no los dejaba disfrutar con totalidad.

Entonces un esperado día “Hombre” se miró fijamente a los ojos en un espejo. Su conciencia se expandió en ese momento y pudo notar por primera vez que veía algo que iba mas allá en el espejo, que no era solamente él en carne y hueso, sino que había algo mas… siguió manteniendo firme la vista por unos cuantos minutos hasta que en un momento una voz interior le dijo: “Di que eres Dios, repítete a ti mismo”. Al principio le sonó bastante raro, pero al sentir esa voz interior insistir, así lo hizo. Comenzó lentamente y con un poco de temor a repetir “Yo soy Dios, Yo soy el que yo soy”. En la medida que repetía, sintió que no podía parar, era toda una revelación para él, ya que nunca había tenido tal encuentro consigo mismo. En un momento algo en su espalda parecía desprenderse, era una capa de su espalda que se quebrantaba, comenzaba a salirse el disfraz… un instinto a nivel celular lo llevó a seguir repitiendo la frase y una capa del brazo emprendía también el despedazamiento… “Hombre” pensó, razonó y se asustó ante este acontecimiento. Pero una voz interior le dijo en ese momento “¡sigue Hombre, sigue, no tienes de que temer!”. “Hombre” siguió diciendo las palabras mágicas, y conforme repetía seguía despedazándose el otro brazo… “Hombre” comenzó a observarse, a observar su verdadero brazo, ¡era dorado!, parecía tan tiernamente trabajado que lo hacía ser bello. No pudo creer lo que estaba observando. Poco a poco fue perdiendo todo el disfraz que le habían implantado al nacer.

Cuando llegó a quitarse el disfraz de la cara no pudo creer lo que contemplaba, se preguntaba a si mismo “¿este soy yo o estoy soñando?. Era un ser de ensueño, estaba estupefacto, perplejo, paralizado… En un momento paró de repetir la frase mágica y notó que la caía del disfraz se terminaba, entonces entendió que cuando la repetía el disfraz seguía saliendo. Se preguntaba a sí mismo qué tendría esa valiosa frase, mientras tanto continuaba repitiéndola hasta quedar completamente sin disfraz. «¡Guau! Soy otra persona»… , exclamó para sí mismo ¿¡quien había ocultado esta obra de arte!?, una voz interior le dijo “tu mismo ”, “tu mismo has estado de acuerdo que así sea”. Confió en esa voz y no intentó racionalizarlo tanto. Inmediatamente pensó en las demás personas, sus amigos… familiares… ¡tenían que ver esto!. Tan pronto como pudo los llamó, y poco a poco fueron llegando a su casa. “Hombre” se había transformado en un magnifico ser dorado. Cuando los demás llegaron, cayeron rendidos a sus pies ante tanta magnificencia y brillo dorado que se desprendía de el. Luego de un rato de adoración de los demás humanos, “Hombre” que ahora era el ser dorado, les enseñó que ellos también podían hacerlo, les explicó lo de la repetición de la frase en el espejo y lo que sucedería en la medida que lo hicieran.

Lo maravilloso de ese momento fue que ese día hasta el mas incrédulo se sacó el disfraz. Ahora podían verse tan cual eran, habían pasado toda la vida escondidos, tapados de su belleza atrás del disfraz. Ahora eran como ángeles color dorados, parecían volar, y su presencia resonaba en cada espacio de ese lugar. Todos se dieron cuenta que toda la vida habían tenido la sensación de malestar… de cargar con algo mas; todos contaron sus experiencias de percibir la sensación de mirar a los otros humanos y decir “¡mírame, ¿acaso no puedes ver quien soy?, ¡soy importante!”. A todos absolutamente a todos los que estaban allí les había sucedido lo mismo, como un deseo de reconocimiento, pero no del disfraz, sino de ver quien se escondía detrás. Y ahora se encontraban desnudos, plenos con su divinidad, ya no había implantes que los separaran de quienes eran en realidad, era un gran descubrimiento para ellos, ambos se miraban y se sentían hermanos, hermanas, se sentían UNO, y podían ver y percibir que cada quien reconocía al otro, era como si se miraran con profunda admiración y compasión el uno con el otro. Era como mirar con los ojos de Dios a otro Dios.

Fin.

Esta es una metáfora de ustedes mismos mis queridos, que llegan a esta vida cuatridimesional ¡tan alejados de su verdad!. Interiormente algo vibra a nivel celular, sabiendo quienes son en realidad, pero viven escondidos con ese disfraz tan bien amoldado y diseñado que han estado dispuestos en portar para llegar con su plan divino a la madre tierra adorada. Se miran al espejo, a los ojos y se preguntan, “¿Cómo es que los demás no pueden verme, reconocerme? Y los demás se preguntan a si mismos iguales cosas, y esto mis queridos es parte del plan. Necesitan el reconocimiento de quienes son realmente, el reconocimiento de otro humano que les diga: “tu eres parte del todo, y eres igual de importante que yo”. A nivel celular todos saben quienes son.

Han llegado a esta vida privados de su divinidad y les hemos dicho que esta nueva era trae consigo elementos y herramientas que están a su disposición cuando ustedes las quieran usar. La energía ahora es diferente a la de muchos años, ahora es diferente, puedes debilitar el velo por mas tiempo y acercarte mas a tu magnificencia, se lo han ganado es el regalo que ya hace tiempo les decimos “es de ustedes” y “pueden usarlo” cuando quieran. ¿Que tal si te miras al espejo en estos días y haces como “Hombre” en la “metáfora de la humanidad”?, ¿Qué piensas que pasaría?, ¿Será que el disfraz podría caer por unos momentos?, ¿será que puedes ir debilitándolo y desgastándolo un poco con tu plena conciencia y sabiduría de quien realmente eres?. Tu eres el reconocimiento mas grande, todos los seres del universo te miran en este momento y te reconocen porque saben quien eres tú, porque pueden verte en tus múltiples dimensiones…

El mensaje de hoy amados humanos es que el reconocimiento mas grande son ustedes mismos, hay una parte de ustedes, la que llaman Yo Superior, que no esta en esta dimensión humana, pero que son ustedes mismos, y esa parte angelical los mira y reconoce todo el tiempo porque sabe que son UNO, porque sabe que forman parte del UNO, y ustedes mis queridos aun no han reconocido esa parte, por ello les decimos que el reconocimiento que tanto buscan son “ustedes mismos”, son ustedes quienes piden el reconocimiento de ustedes mismos en la otra dimensión.

Cuando debiliten ese disfraz, como en la metáfora de la humanidad, verán cómo comienzan a fusionarse con su propia divinidad y eso mis queridos es el reconocimiento mas grande que pueden experimentar y tener mientras siguen en la tierra con su disfraz.

Como siempre nos despedimos y les decimos que los amamos, los honramos y siempre estamos.

Así es.

kryon

Canalizado por María José Bayard
https://simboloscuanticos.com

Esta canalización ha sido publicada gratuitamente con el fin amoroso y voluntad de elevar la conciencia espiritual del ser humano. Puedes copiar y pegar la misma las veces que desees, siempre que se publique el texto completo mencionando a la autora y fuente: https://simboloscuanticos.com por lo tanto no se autoriza la circulación del mismo con fines económicos. ¡Muchas gracias!.