Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Mar 17, 2015 in Notas |

Resurgir… HOY: Última Cuadratura Plutón-Urano

Resurjo entre las cenizas. Soy el Ave Fénix en plena transformación. Cierro un viejo ciclo. Me aproximo con mi corazón y con mi mente hacia donde voy. Llego a lo más profundo, toco las fibras más sutiles, las desmembradas por el tiempo. Llego al ocaso de mi alma, resuelvo, limpio, purifico. Alquimizo las sombras.

Enciendo la luz en las partes dormidas. Soy el ciclo terminando, soy la muerte y la resurrección. En toda muerte sucede un cambio, implícito o explícito, sucede igual. La era de los viejos ciclos está terminando. Todo lo nuevo está por llegar. Nuevas experiencias, nuevas aventuras, nuevas vidas que emergen desde alguna parte del alma.
De las cenizas tomaré una gota, de la gota rescataré la esencia. Con la esencia me transformaré en NUEVA VIDA. Con la nueva vida iluminaré mi casa, mi entorno, mi morada interna.

Cocinaré una rica sopa que caliente el alma con un nuevo amor. Me cubriré de mi propia esencia interna para ver llegar el cambio. Renaceré en esta vida. Concretaré mis sueños en el mañana. Serán mis ilusiones las que me mantendrán a salvo para no olvidar que puedo volar en libertad cuando el viejo ciclo haya terminado.

Buscaré a Dios en cada acto. Me encontraré con Él al final del túnel y le diré: “Lo he logrado” “He vivido en la era de acuario”

Aprenderé a soñar en lo posible, mi animaré a naufragar en lo imposible. Aunque nada es imposible cuando estableces una alianza cercana con tu Dios que CREE y CREA.

Resurjo en los espacios. Los lleno con destellos de sabiduría. Aprendo de los astros, aquellos que hoy se conjugan para terminar un ciclo de constante cambio.
La permanencia es estable. La impermanencia es a lo único que te deberías aferrar en estos tiempos. Cien vidas en una sola. Cien cambios. 365 días en un año. Emociones que se exaltan. Lunas llenas que catalizan. Alineaciones que acontecen como los minutos en el tejido del espacio temporal. Amaneceres cada unas horas. Anocheceres a cada instante. Años que vienen, años que se van como un tornado. Fuegos que se encienden. Fuegos que se apagan. Aguas que inundan los sueños. Aguas nuevas que vendrán a purificar. Agua que beberé y será nueva. Agua vieja, ya no hay espacio donde estancarte.
Soy el Ave Fénix resonando desde las profundidades del océano interior de las personas. Arquetipos internos que hoy no callan.

Resurge y vive con felicidad, porque al final de los ciclos, al final de los sueños, lo único que resiste es la esperanza de un nuevo mundo.

¡Feliz cierre de la última cuadratura de Plutón-Urano!

María José Bayard