Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Abr 17, 2013 in Canalizaciones Kryon, Notas | 0 comments

Sanación de los ojos, pies y oídos del alma

 Técnicas de cansancio ancestral
Para la transición final hacia la nueva tierra

Estas técnicas representan una Triada de sanación para la ascensión hacia la nueva energía. Sanación de:

  • Los ojos del alma
  • Los pies del alma
  • Los oídos del alma

Es una meditación guiada en donde se usan los símbolos para sanar los registros del alma de estas tres zonas.

¿Qué son los ojos, pies y oídos del alma?, ¿por qué están cansados?, ¿por qué decimos “la transición final hacia la nueva tierra”?…

En un nivel de nuestro ADN interdimensional está el alma: el espíritu energético del ser humano. Nuestro campo interdimensional de ADN es una entidad viviente, en el cual también co-existen miles de conciencias “vivas”, perfiles y paquetes de energías que hemos ido formando de encarnación en encarnación. En ése ADN interdimensional están archivadas todas nuestras vivencias en esta tierra: las vidas pasadas, cada una de las experiencias que fuimos teniendo, sintiendo y vivenciando en cada una de ellas.

¿Qué es el alma?

El alma es la porción de la divinidad que decide descender a la materia y encarnar. Como en la tierra se vive la dualidad esta alma se carga de oscuridad y de luz.

Podríamos decir que cada parte de nuestro cuerpo es una “conciencia en sí misma” y a su vez resuena al unísono con todas las demás, dando lugar al “ser humano”. Los pies, en su esencia energética, son una conciencia viva; los ojos y oídos también lo son. Podríamos decir, metafóricamente, que ellos tienen un alma en la cual se ha ido guardando registros de tristezas, alegrías y dolor.

Las almas viejas de esta tierra han vivido miles de experiencias en sus tránsitos por esta vida. Hemos acumulado muchas energías… nuestros pies han caminado y presenciado muchos episodios de injusticias, tristeza y dolor. Nuestros ojos han visto escenas de conflicto, guerras… Nuestro oídos han escuchado muchas palabras negativas en las que ha habido ausencia de luz.

Entonces el “alma” de nuestro pies, ojos y oídos han acumulado muchas experiencias negativas que son necesarias sanar y regresar al estado divino de la luz para que finalmente nuestro ser terrenal pueda ascender hacia la “nueva tierra”. Pero para que nuestro ser evolucione hacia la nueva energía de luz es necesario dejar atrás lo que ya no necesitamos para seguir adelante y vibrar en la nueva frecuencia crística.

Este plan de evolución compuesto por 3 encuentros, es muy espiritual y te conecta con tu fibra más íntima y elevada. A través de la guía y la presencia de tu yo superior sanamos todos esos registros.

¿Cuál es el beneficio?

Muchos… Imagínate que estás sanando todo el cúmulo de registros inarmónicos que has acumulado a lo largo de tus encarnaciones en este planeta. Luego de liberar todas esas energías y transmutarlas en luz tus pies estarán libres para transitar completamente en la nueva tierra. Tus ojos estarán libres y purificados para ver la vida a través de los ojos del amor. Tus oídos estarán limpios y cristalinos para oír la vida desde otra perspectiva más evolucionada.

Ahora bien… quizá te preguntarás: ¿Por qué los pies, ojos y oídos del alma?

Porque son los medios y canales en nuestro cuerpo por donde experimentamos la vida y por donde ingresamos información. El ADN de tus pies contiene todas tus pisadas por esta tierra, los pies son entidades vivientes “receptivas”, así como también lo son los ojos y oídos.

Me gustaría compartir una experiencia personal que experimenté con respecto al alma de mis pies…

Cuando era niña tenía muchos problemas en los pies, se me hinchaban, me dolían, evidentemente no había una correcta fluidez de la energía y todo lo canalizaba a través de los pies. Soy signo de piscis, y esta energía rige la zona del cuerpo de los pies. Evidentemente era la zona más sensible de mi cuerpo o por donde canalizaba gran parte de los problemas en mi vida.

Cuando conocí a mi actual esposo Lucas, con quien llevamos adelante el sistema y organización SRI ADN, comprendí el funcionamiento del campo interdimensional del ADN humano y juntos nos sumergimos en la investigación de ése mundo mágico, acompañados siempre por la guía activa de nuestros yoes superiores y la guía divina de Kryon y Sanat Kumara.

Un día le comenté a Lucas que quería resolver y sanar el problema en mis pies. Él me dijo que podíamos trabajarlo en una sesión y eso fue lo que hicimos. Utilizamos la técnica que juntos co-creamos y canalizamos llamada SRI ADN, que es efectiva para transformar todos los registros inarmónicos en luz. En ésa sesión descubrí el origen de aquel problema de mis pies. En la sesión fui testigo de muchos acontecimientos que había olvidado… La mayoría de ellos eran escenas de vidas pasadas donde en algunos episodios había sido torturada en la zona de los pies, en otras experiencias había sido muy pobre y no tenía zapatos para caminar, por lo tanto mis pies se lastimaban… pero la regresión más impactante fue la que deseo compartir contigo a continuación:

Luego de sanar los episodios mencionados anteriormente, aparecí en una encarnación diferente; me encontraba en Lemuria, arriba de una gran montaña con una vegetación exuberante, abundante y bella. Estaba descalza, tenía la talla de los pies más grande que la actual, a decir verdad era un poco más grande que la talla promedio de los humanos actuales. Me encontraba sin calzado pisando firmemente esas tierras lemurianas… El agua del mar subía y subía… y yo caminaba a paso veloz hacia arriba de la montaña. Por momentos me detenía, volvía mi mirada hacia el mar que ascendía estrepitosamente cubriendo todo el cerro y dejándolo tapado, sumergido casi por completo en medio del océano.

Observaba todo lo que alguna vez había sido “mi hogar” ahora tapado en agua, sabiendo consciente e inconscientemente que nunca más volvería a pisar esas tierras ahora inundadas por el agua de mar.

Desde lo más alto de la montaña observaba ahora como la marea seguía subiendo, tapando e inundando de agua todo el espacio que alguna vez había sido el camino de expedición hacia esas montañas. ¡Era mi hogar… el hogar de todos los lemurianos!, nuestra casa ahora estaba perdida bajo el agua.

En ese momento una oleada de emociones recorrían todo mi ser, y pensé: “¡las tierras de la gran Lemuria están quedando bajo el agua y nunca más las volveré a pisar!”. Mis células y mi ADN sabían que ésa sería la última de mis encarnaciones en este planeta tocando ese suelo que tanta felicidad nos había brindando a todos los seres de la civilización lemuriana.

La emoción de saber que perdía para siempre la posibilidad de “pisar” esas tierra benditas eran tan fuertes que en realidad no importaba el hecho de tener que morir físicamente en ese momento, lo más importante era el sentimiento de perder la bendición de disfrutar ése aire y ése paisaje. ¡Qué triste es ver y sentir cómo pierdes tu propio hogar! ¡Qué triste fue ver que ese lugar nunca volvería y jamás emergería nuevamente para ser lo que alguna vez fue!

Me aterraba y conmovía el hecho de ver mis pies tan aferrados a ese espacio de la madre naturaleza…. En el momento que reviví toda esa experiencia lloraba y lloraba sin parar, podía sentir “ahora” el sentimiento que viví en aquel tiempo. En realidad “aquel tiempo” vive en mi eterno presente, no es pasado sino que es “presente” para mi campo interdimesional. Ese día de la sesión sané toda la carga emocional del momento para poder liberar el alma de mis pies, quien había guardado ése sentimiento de tristeza y pérdida.

Conscientemente jamás podría haber discernido que el problema que sufría físicamente en mis pies se debía al registro que ellos habían acumulado en todas esas encarnaciones. A partir de esa sanación comencé a prestar más atención a las pisadas que uno da o dio en este camino de encarnaciones y comprendí lo que significan el “registro de pisadas” que se encuentran guardadas en “los pies del alma” como profundas huellas que precisan ser sanadas para dejar neutralizado todo lo viejo y pasado y pararnos firmemente en la nueva humanidad.

Lo mismo sucede con el registro interdimensional de los ojos, que muchas veces se enferman por las cosas que ven a diario o por aquello que no quieren ver. En realidad si pensamos en nuestras encarnaciones pasadas hemos visto muchas situaciones que nos han generado sentimientos de dolor, injusticias, bronca, rencor….

Ahora estamos ante el proceso de transición final hacia la nueva tierra, es por ello que es necesario sanar esos registros, ya que ellos forman parte de la antigua humanidad. En estos tiempos puede que a muchos les suceda que se sientan deprimidos, angustiados y agotados de cargar con la vieja energía. Hay muchas personas que sienten que no quieren caminar, pisar, mirar, ni oír nada más relacionado a la vieja energía que le cause dolor, sufrimientos y le haga revivir o retroalimentar la parte de oscuridad que hemos generado a lo largo de todas las encarnaciones como humanidad. Y es que en verdad estamos “cansados”, nuestra alma está “casada y agotada de vivir en el dolor”. Pero la buena noticia es que todos esos sentimientos se pueden cambiar ahora. ¿Te diste cuenta que Dios no nos abandona? Él ya brindó las soluciones antes de que las pidamos y necesitemos. Miles de seres de luz están siendo canales de herramientas que nos permiten “sanar” y “evolucionar hacia el nuevo estado”.

Estamos ante un cambio inminente. Estamos parados en la puerta de un nuevo mundo. Los que estamos encarnados actualmente en el planeta somos la “transición” hacia ése nuevo mundo. Pero lo más importante que debemos saber es que de nosotros depende: hacernos cargo de nuestra propia sanación y ser el ejemplo caminante de la nueva tierra o seguir dormidos y apagados manteniendo con orgullo el famoso “miedo” a despertar… Pero hablo de un despertar fuerte y verdadero, porque muchas personas dicen haber despertado y continúan sumergidas en las adicciones, el dolor, la ira, bronca, y no son un ejemplo del verdadero despertar espiritual. Personalmente me ocupo de mi propia sanación todos los días. Hace varios años, cuando comencé este camino sufría de adicción al tabaco, pues entonces un día me pregunté a mi misma: “¿estás siendo sincera contigo misma y con los demás?”. Cuando la respuesta emergió a mi consciencia me di cuenta que para ser un ejemplo en este camino de despertar yo tenía que ser “el cambio en sí mismo”. Mi vida tenía que ser un testimonio real y tangible de ése despertar, para lo cual inicié un profundo camino de sanación y aquella María José que fui en ese entonces ya no existe más… tuvo su proceso natural de muerte, dejó de existir en mi y gracias a ello pudo emerger mi verdadera identidad.

Te motivo a ser un ejemplo real del cambio y el despertar. ¿Qué se necesita? Ser auto-consciente, no auto engañarse, ser sincero/a contigo mismo/a y dejar de postergar aquello que tú sabes interiormente que tienes que cambiar para evolucionar. Todos lo sabemos inconsciente o conscientemente, solo basta con decir sinceramente: “amado espíritu y ser superior ¿qué es lo que debo saber para crecer y aprender?”. Y espera su respuesta. Verás que en horas, minutos o días posteriores recibirás la señal de lo que debes cambiar para ir alcanzando poco a poco tu maestría interior. Eso sí: ¡atenerse a las consecuencias!. Porque muchas de las cosas que nuestro ser superior quiere que veamos o sepamos no serán del agrado del “ego”, que prefiere mantenerse tibio, pasivo y en su estado de adormecimiento actual. Ahí es donde debemos ponernos a prueba a nosotros mismos y sacar nuestro “guerrero de la luz”.

Finalmente te dejo con esta reflexión…

En estos últimos tiempos han llegado muchas personas a mis sesiones y han expresado literalmente sentir un “cansancio ancestral”. En realidad no hacía falta que ni siquiera lo expresasen, con el solo hecho de ver sus rostros, sus ojos y su estado energético, podía percibir que eran almas cansadas y agotadas…

¡Si podemos cambiar la historia! ¡Si podemos evolucionar a un nuevo estado de vibración! ¡Si se puede!. No estamos condenados a lo que hemos vivido y acumulado en el pasado porque HOY se puede cambiar. No hay, ni hubo ni habrá tiempo más oportuno que este.

Si sientes cansancio ancestral ¿Qué puedes hacer? Tomar fuerzas y saber que es una oportunidad para pasar al nuevo estado de luz, sanar aquellas cargas en los pies, ojos y oídos del alma e ir hacia adelante en el camino de tu maestría interior.

Las tríada de sesiones de sanación de los ojos, pies y oídos son con María José Bayard, canal de Kryon y canalizadora de ésta técnica de sanación.

Los/as espero con amor para seguir evolucionando…

María José

Este texto ha sido publicado gratuitamente con el fin amoroso y voluntad de elevar la conciencia espiritual del ser humano. Puedes difundir la misma las veces que desees, siempre que se publique el texto completo mencionando a la autora y fuente: https://simboloscuanticos.com Por lo tanto no se autoriza la circulación del mismo con fines económicos ya que cada contenido de ésta página se encuentra protegido por los derechos de autor. ¡Muchas gracias!.

Si deseas solicitar tus encuentros para la sanación de los ojos, pies y oídos del alma, por favor completa el siguiente formulario y te responderemos a la brevedad. Muchas gracias.

[contact-form-7 404 "Not Found"]

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − tres =

Para evitar los comentarios o mensajes Spam por favor responde a la siguiente pregunta *