Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Abr 4, 2013 in Canalizaciones Kryon | 0 comments

Símbolo de Kryon: El Pájaro de la Victoria, ascensión espiritual del ser humano

Símbolo de Kryon: El Pájaro de la Victoria, ascensión espiritual del ser humano

El mundo, la evolución y ascensión de GAIA está en manos del tierno y adorado humano (como bien lo expresa la imagen). Éste es un símbolo que representa el paso final hacia una nueva energía, paso que ya hemos comenzado a transitar hace muchos años y aun nos encontramos en ese camino diseñado.

El mundo, GAIA y la victoria, se encuentran representados dentro de la pirámide que forman las manos humanas; y el humano en posición de imposición de manos por sobre los elementos contenidos dentro de la pirámide.

Éste símbolo despierta algo a nivel celular, indicando sutilmente y en forma de metáfora a nuestro ADN, el proceso en el que nos encontramos ahora, apoyando y ayudando al planeta tierra… nos recuerda el diseño y plan divino de la vida humana que hemos venido a realizar vida tras vida por miles de años. Despierta en el ADN interdimensional la conciencia y deseo de seguir adelante, la supremacía con respecto a los obstáculos y la linealidad humana que puede alejarnos por momentos de nuestra fuente divina y primera esencia.

Al observar y activar éste símbolo se despierta esa conciencia y el potencial a transitar el contrato y el hogar, para que finalmente se cree esa energía divina, de luz y amor universal a la que apuntamos como humanidad.

Recuerdo el final del año 2010, cuando un día en medio de una meditación se posó frente de mí un enorme pájaro blanco (como el del dibujo, un poco más robusto) y allí me habló y me dijo: “Yo Soy el Pájaro de la Victoria”… jamás había oído hablar de él y tampoco había información en ninguna parte; lo cierto es que ese día me dio un mensaje explicándome su funcionalidad en la energía interdimensional de la tierra. Como una hermosa forma ilustrativa y de conmemoración me dijo que él se presentaba en todo aquel que ascendía en vibración y que llegaba a la vida de algunos humanos para marcar éste hito tan importante. En muchos casos aparecía representado en un pájaro tridimensional, acercándose por la ventana, en un parque, en un balcón, en una imagen… por distintas maneras se hacía mostrar en la vida de quienes ascendían a nivel espiritual…

Tiempo después de encontrarme con su presencia y vivir ésta mágica sorpresa, una amiga, me comentó que un día ella estaba meditando en el living de su casa y un enorme pájaro se posó cerca de su balcón… Éste pájaro era tan grande que le llamaba profundamente su atención ya que por la zona en la que ella vivía no había casi nada de vegetación, a decir verdad esa aparición del pájaro grande era en plena ciudad de Buenos Aires, donde hay un edificio al lado del otro. Ese día vino a mi mente inmediatamente lo del pájaro de la victoria y la representación que yo también había tenido, pero en forma de visualización interdimensional… le pregunté si ella en ese momento de su vida estaba ascendiendo a otra frecuencia o si se encontraba en épocas de cambio… Misteriosamente le sucedía lo mismo que me había sucedido a mí el día que se apareció aquel pájaro. Se trataba nada más y nada menos que el “inicio de nuestro tránsito por el hogar, por nuestro contrato, misión y plan divino”. Claro que el contrato y la misión de nuestras vidas ya habían comenzado mucho antes de nacer, pero en esos momentos estábamos reconociendo nuestros trabajos en el planeta tierra. En mi caso fue en esa etapa donde comencé a escribir y canalizar los símbolos de Kryon: “La voz femenina” y donde rescaté “el escritor” que había sido en otra vida y los dones de escritura de mi amada abuela materna, con quien siempre tuve roces y diversos contrastes pero a quien agradezco profundamente ahora por haberme permitido nacer bajo el flujo de esa energía, ya que ella fue el ejemplo que vi de niña con respecto a la escritura y la expresión por ese canal.

“¡Abuelita!… a veces pienso que la vida no te comprendía, y tu no comprendías la vida…”

Había algo que ella sabía hacer muy bien y era expresar su amor por sus hijos, su esposo y sus nietas a través de este canal: la escritura. Era su pasión, su vida y su misión apagada, porque tiempo más tarde me di cuenta en un ejercicio de sanación, que ella era una canalizadora excelente, solo que no lo sabía conscientemente, nadie la entendía tampoco y había tenido una infancia demasiado oscura como para sobrellevar tanto talento. Lo interesante es que para lanzarme a escribir en ésta encarnación, tuve que sanar al “escritor” que fui en otra vida y la escritora apagada que venía en el registro de mi ADN por mi querida abuela que no había podido progresar demasiado en aquel arte. Lo bueno de todo esto y lo que me enseñó ésta situación es que increíblemente pude vivenciar el “karma” que traemos de otras vidas… elegí nacer (y ellos me eligieron) en una familia donde la frustración de mi abuela en mi ADN iba a espejarme mi otra encarnación donde había sido un hombre periodista y escritor, y yo misma iba a tener que ir en búsqueda de una neutralización de archivos, ya que de lo contrario, la información de “fracaso” o “frustración” hubiese sido muy fuerte y probablemente no hubiera podido avanzar demasiado en mi trabajo. Por suerte tuve la oportunidad de sanar el karma, sanar a mi querida abuela dentro de mi universo multidimensional para que habitara en mi una abuela “exitosa y cumpliendo su contrato” y no una abuela “con tu talento apagado”. Donde quiera que estés mi querida abuela quiero decirte: “gracias”, fuiste de gran enseñanza para mí y toda la familia.

Continuando con la explicación del pájaro de la victoria, resumo que él habita en un plano interdimensional, existe y llega a la vida de cada persona que se consagra en la victoria de la ascensión espiritual. Para algunos la representación es metafórica, para otros simplemente pasa por alto, y otros la sienten llegar como forma de pájaro y con una energía de Santa Trinidad. Lo cierto es que, como sea que se manifieste la consagración y ascensión a una vida espiritual, éste pájaro está para eso… él habita en un espectro interdimensional de la rejilla magnética de la tierra, permitiendo así la “consagración” y alineación final hacia el propósito de vida en la tierra. Éste símbolo representa la consagración global, grupal e individual de la energía que ahora se va manifestando poco a poco en el mundo entero; es decir que hemos llegado, o al menos parte de la sociedad ha llegado, a descubrirse y reconocerse en su divinidad interior. Especialmente GAIA honra y valora ese acto de amor, que alimenta y regenera su alma y espíritu de mujer.

Éste símbolo también representa el “casi total despertar de la energía femenina en todo el planeta tierra” (la paloma va saliendo, emergiendo hacia arriba desde el horizonte de GAIA) y representa el potencial que cada ser humano tiene marcado en su impronta; potencial que traíamos antes de llegar acá y que se está manifestando lentamente; por ello hay celebración y victoria… ¡gracias pájaro de la victoria!.

Por María José Bayard

Esta canalización ha sido publicada gratuitamente con el fin amoroso y voluntad de elevar la conciencia espiritual del ser humano. Puedes difundir la misma las veces que desees, siempre que se publique el texto completo mencionando a la autora y fuente: https://simboloscuanticos.com Por lo tanto no se autoriza la circulación del mismo con fines económicos ya que cada contenido de ésta página se encuentra protegido por los derechos de autor. ¡Muchas gracias!.

Post a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince − diez =

Para evitar los comentarios o mensajes Spam por favor responde a la siguiente pregunta *