Pages Menu
Categories Menu

Posted by on Abr 21, 2014 in Uncategorized |

Testimonios de las personas que se activaron con la Facilitadora Norma Escudero Jimenez

Testimonios de las personas que se activaron con la Facilitadora Norma Escudero Jimenez

Joal Honorat

Soy de una civilización caribeña donde la terapia energética y sesiones ni son conocidas pero aun así por medio de Norma pude asistir, sentir lo que es activación de la energía femenina. Fue en febrero 2014 cuando asistí a mi primera activación a distancia, vivía en Republica Dominicana, una experiencia que requiere ser bien relajado y creer en sí mismo para sentir el poder de la energía; encima de toda mi forma de vida pude vencer las barreras culturales y poder moldearme a la actitud requerida.

En aquel momento pasaba una situación bastante difícil que sobrepasa mi alcance poder resolverla, puse mi fe en la activación. Cuando sentí mucho sueño, picazón en la nariz, la lengua, y los genitales al final note una vela que cruzo mi abdomen; de ahí logre entender que he sido atravesado por la energía femenina y quedo activada en mi. No más de 3 semanas después de la última sesión esa situación tan difícil que pase durante 2 años, quedo reparada, me resulto ser una solución tan pronta como un milagro divino y supe tuve ayuda mas allá de los humanos.

En total asistí a tres sesiones a distancia que agradezco a Dios y a mi facilitadora de terapia por poder ser un canal donde fluye la sabiduría divina hacia los necesitados. Es muy cautivadora, muy potente y real la activación de la energía femenina, no hay menor duda en que soy hijo de Dios de puro corazón según mi ser superior.

LIZETH PACHECO PACHECO
29 AÑOS
FECHA DE NACIMIENTO 16 DE JULIO DE 1985.
LUGAR DE NACIMIENTO MEXICO DF.

Activación presencial

No se cómo iniciar del todo ya que hay tantas cosas que expresar… mi familia proviene de gente de campo, son personas muy humildes y en realidad fundamentan su vida en la religión que profesan la cual es católica; en realidad es más como costumbre que fe, ya que todos sin excepción en el pueblo son católicos y muy pocos se dan la oportunidad de ir mas allá de su realidad.

Pero para que entiendan más la situación iniciare desde que mis abuelos se unieron en matrimonio.
Hace años mis abuelas (quienes son hermanas) conocieron a sus esposos (quienes son hermanos a su vez o lo fueron antes de fallecer); al unir sus vidas mis padres vinieron al mundo siendo así que en realidad son” primos hermanos” y religiosamente o mejor dicho socialmente este tipo de uniones son mal vistas por todo el mundo. Y es así como inicia mi historia.

Yo soy en realidad la segunda hija de mi madre Amalia Pacheco Hernández, ella hace años trajo al mundo a mi medio hermano Daniel pero por cuestiones del destino la pareja que tenía en ese entonces la cual desconozco dato alguno desapareció dejando a mi madre y hermano solos.

Después de algunos años mi padre Ignacio Pacheco Hernández vino a la ciudad de México a probar suerte en cuestiones laborales ya que en su pueblo natal no la estaban pasando tan bien. Mis padres al reunirse comenzaron a tratarse y a convivir más como familia. Después de ello se presentó una situación con mi abuela materna Teresa Hernández Becerra quien inicio una relación extramarital con un señor que se llamaba Antonio del cual no recuerdo sus apellidos. Esta situación trajo muchos problemas familiares ya que mi abuela abandono a su familia y a su esposo por dicha situación, además de tener ella siempre la idea de que el casarse era para no trabajar y para que sus hijos en una edad determinada trabajaran y la sostuvieran económicamente.

Al pasar dicha situación mis padres convivieron aún más y a pesar de que mi abuela y el resto de la familia siempre estuvo en contra ellos decidieron unirse; ahora bien yo nací hasta que mi hermano Daniel tenía 7 años, según palabras de mis padres fui planeada por que mi hermano se sentía solo y además mi padre tenía el deseo de tener un hijo biológico, pero ahora que soy consciente de muchas cosas tengo mis dudas. En fin y así fue que nací un 16 de julio de 1985.

Al pasar los años y al tener un poco mas de razonamiento me percate que no era una niña normal a mi corta edad de 4 años me sentía mayor en cuanto a mis ideas y bueno en realidad veía y oía cosas que no entendía, un claro ejemplo era el hecho de ver colores como si fueran luces que salían del cuerpo de la personas o a su vez ver a alguien en un lugar y de pronto en otro, otro ejemplo es que esas personas hablaban conmigo y obviamente mi familia no me creía y solo me ignoraban. Así pasaron más años hasta que cumplí 14 años y un simple sueño me hizo recordar muchas cosas las cuales creí eran imaginarias.

En cuanto a mi vida familiar nunca fue buena, siempre sentí rechazo de mis tíos y abuelas, ya que siempre tenían una preferencia por el resto de mis primos e inclusive me hacían sentir no amada y no entendía el ¿por qué?. El resto de los años fueron similares mi vida sentimental no fue muy grata, siempre sentía que había algo más allá de mi misma y eso las personas nunca lo entendían; siempre me sentí sola aunque mantuviera una relación sentimental e inclusive hasta la universidad fue lo mismo…el vacío siempre era el mismo.

En el año 2010 ya había concluido con mis estudios y ya estaba laborando; un día me decidí a operar mis ojos supuestamente para mejorar en mis actividades laborales estando muy entusiasmada. Así se hizo, me sometí a la cirugía ocular y comenzó en ese momento un proceso nada grato que me llevo hasta aquí…”en ese tiempo la cirugía se hizo en un hospital de renombre pero las cosas no salieron bien, los medicamentos resultaron alterar la cicatrización de mis tejidos y se produjo una intoxicación severa, además como ya había regresado al trabajo ocurrió que en una diligencia se metió una basura llena de bacterias, misma que provoco una infección muy fuerte. Al final, al atenderme el hospital se dio por incapacitado para ayudarme y nunca se quiso hacer responsable de la negligencia médica de las que fueron responsables… perdí mi vista, mi cornea se destrozó y comenzó a caerse a pedazos, ya no había esperanza alguna e inclusive me hablaban de un trasplante de corneas para que volviera a ver”.

Unos días después llego una persona a tocar mi puerta y mis padres en su desesperación pidieron ayuda a nivel energético desconociendo en realidad de que se trataba; recuerdo que en ese tiempo era terapia con ángeles o algo así, total se dio la sanción y recuerdo que lo que vi y escuche era fuera de este mundo… lo que nunca olvidare fueron las siguientes palabras “recuperaras tu vista y se te dará un regalo por haber pasado este proceso, te ayudara mucho, solo debes aprender a usarlo”, para ser honesta nunca pensé que tan lejos llegaría.

Meses después recupera la vista de la nada, hasta el medico que me atendía estaba sorprendido y no podía creer que las corneas se hayan regenerado de la nada, y en realidad para ser honesta yo tampoco lo creía ¡ ja, ja, ja, ja, ja!; mi recuperación fue sorprendente y unos años después encontré una escuela de reiki que me ayudo mucho pero al final me di cuenta que habían cosas que no podía hacer sola y además muchos de los problemas que estuve viviendo tiempo atrás eran causado por muchas situaciones con mi familia.

Al estar en el curso de reiki comencé a experimentar la auto sanción y el despertar de la conciencia a ciertos niveles, pero aun así me sentía con una necesidad de liberar y sanar algo que nadie más podía hacer más que yo pero la ayuda tendría que ser de alguien más y no necesariamente tenía que ser reiki… “en lo que no puedo mentir es que varias veces intente sanar con reiki pero no funcionaba y al contrario las situaciones con mi familia ya eran desesperantes”…

Al final del 2013 deje el curso, e inclusive los guías o maestros se referían a mi como un caso extraño y sin solución, lo único que comentaban era que yo tenía que trabajar por mi cuenta y que regresara cuando me sintiera mejor “pero no me corrían”. Meses después entendí que ellos solo se habían excusado por el motivo de no saber cómo ayudarme.

Tiempo más tarde en este año mi amiga Norma Escudero Jiménez, me comento que estaba tomando un curso en el cual trataba de limpiar el ADN en varios niveles y aunque me explicaba no entendía mucho. Después de tantos problemas aun con mi familia y sin saber ya que hacer decidí tomar terapia con ella; cabe mencionar que me insistió mucho de cierto modo pero no se aun si fue de forma inconsciente o consciente, al final acudí y ahora veo los cambios.
Para que puedan entender la relación con mi familia mis abuelas y casi todas mujeres de mi familia son sometedoras, gruñonas, de carácter muy muy fuerte, siempre quieren tener la razón, egoístas, algunas interesadas en los bienes materiales, mentirosas, necias, orgullosas, arrogantes, etc, su matriarcado a pasado de generación en generación; en cuanto a los hombres la mayoría han sido muy tranquilos, nobles, pero nada expresivos, callados, necios, introvertidos, y también les gusta tener la razón, además orgullosos.

En fin así es mi familia y mis padres pues me educaron as u forma e incluso me obligaron muchas veces a hacer cosas que nunca me gustaban, un claro ejemplo es mi carrera “nunca quise ser abogada”…. Comencé hace un par de años a tomar mis propias decisiones a querer cambiar mi persona, a inclusive sanar, pero sobre todo encontrarme conmigo misma y aprendí a poner límites cosa que a ellos no les pareció.

En cuanto a la sanción con Norma comencé acudir y fue tan radical el cambio que hasta yo misma me sorprendí; con reiki me hice consciente de muchos hechos karmicos a nivel familiar y eso me causaba estrés y depresión por no saber cómo sanarlos, pero con la terapia que Norma me dio me di cuenta que la sanación iba más allá de mi misma.
Las sesiones de activación de la energía esencial femenina fueron tres y fueron de la siguiente forma:

PRIMER SESION
Recuerdo que el día que llegue ya era un poco tarde vi los símbolos y me produjeron como familiaridad, era como si ya los hubiera visto mucho tiempo atrás pero no sabía bien en qué lugar. En el transcurso de la sanación recuerdo que vi muchas personas de carácter muy fuerte y mal encaradas, vi que estas personas eran de distintas épocas , además retiraban objetos que tenia incrustados en brazos y piernas. Otra cosa que recuerdo es el hecho de ver a mi madre sujetando mi brazo derecho diciéndome que no me alejara de ella y que hiciera lo que ella me aconsejaba, hecho obviamente que me molesto… mi respuesta enseguida fue “no… te amo, gracias por el querer ayudarme pero… ya estoy cansada, más que cansada harta de que no me dejes libre, que quieras someterme, que me transmitas tus miedos y errores, harta de sentir tanto enojo sin razón, harta de soportar hacer cosas que no quiero solo por cumplir tus caprichos o como les dices tú … tus ideales para mí, que en realidad son tus propios ideales que no pudiste vivir en tu propia persona; estoy cansada de que quieras que ame a personas que nunca me han amado como mis abuela y algunos tíos…. Es suficiente ya no estoy dispuesta; te amo pero ya es el final de nuestra vida juntas déjame libre, déjame vivir, te amo pero no voy a vivir lo mismo que tú has vivido, no soy tú”. En ese momento vi su rostro lleno de enojo y lágrimas, vi que mi padre se acercaba y le decía “te lo dije”. Considero yo fue un gran paso.
Cuando salí de la terapia comencé a tener variaciones energéticas muy fuertes, e inclusive se activó el sexto chakra y veía varias dimensiones de distintos colores, no podía pronunciar las palabras aunque me llegaran las ordenes al cerebro; era extraño sentí que podía hablar otra cosa que no era el español.

SEGUNDA SESION
En esta sesión recuerdo que sentí mucho dolor en las piernas y pies, los símbolos que Norma usa en su almohadilla y manta y tapete despedían un aroma a flores dulces, la sanación fue fuerte aunque dolorosa a nivel físico y no recuerdo mucho al respecto; además de nueva cuenta vi a mis padres pero ahora vi a mi abuela (mi abuela como lo describí arriba no me ama, es más cada que me ve me ataca en las distintas formas que se puedan imaginar), aunque creo le dije algunas cosas; lo poco que recuerdo fue lo siguiente: “lo siento tu elegiste esa vida, no me culpes por tus malas decisiones, yo no te odio pero tampoco voy a permitir que me lastimes”.

TERCER SESION
En esta sesión vi muchas cosas, recuerdo una multitud alrededor mío pero en esta ocasión sentí comodidad, sentí mucha paz y amor, recuerdo que vi a mis padres diciéndome “ya lo comprendimos”; enseguida vi un tablero que contenía halcones y águilas de distintos colores y formas, recuerdo una voz que decía “ ya lo tenias, solo debes recordar su uso”, recuerdo que esa voz decía que era hora de crecer aun mas y que las cosas se darían a su tiempo, me hablaron algo de un alma gemela y sobre todo vi mis cadenas de ADN del antes y del después. En el antes se veía de color verde botella, un verde no muy agradable pareciera cubierto de agua de drenaje y emanando un olor desagradable; el después era tan distinto, fue más bien un tubo de luz blanco brillante y dentro de él habían cadenas de ADN color oro, vi un dibujo de un rombo entre mis piernas y energía subiendo y bajando a la vez como si fuera una dualidad, recuerdo el aroma de las flores de vuelta.
Para ser honesta después de esta sanación me di cuenta del porque el reiki no me ayudaba, el por qué las cosas no se acomodaban y por qué sentía tanto peso y rechazo. Me di cuenta que en realidad lo que sentía era un cumulo de patrones innecesarios y cosas sin resolver de mis ancestros. No los culpo solo son como son y eso ya lo entendí… “no puedes entregar algo que no tienes”.

Actualmente sigo en algunos cursos para superarme y como soy amante de las meditaciones y las técnicas de sanación de reiki últimamente he podido visualizar algunas cosas un tanto extrañas que no se en que van a terminar. Solo sé que debo seguir preparándome y debo escuchar la voz de mi interior, la voz de mi corazón.

Presencial
Experiencia Daniela:

Al comenzar la experiencia sentía como si yo me sumergiera en el mar, sentía que mi cuerpo se balanceaba al ritmo de las olas. Luego al principio sentía mucho temor, sentí cómo se movía energía dentro de mí, llegué a sentir como si unas manos entraran a mi pecho y comenzaran a rascar, a remover todo lo que había ahí y como si comenzaran a sacar «algo». Durante dos sesiones sentí mucho dolor en el pecho, en la segunda sesión más dolor que en la primera, tanto dolor sentí que tuve ganas de gritar muy fuerte, luego me dieron ganas de llorar y así lo hice. En la segunda sesión recuerdo sentir como si pasaran manos sobre mi frente y mi vista, sentía sombras y luego un pequeño dolor de cabeza que se quitó rápido. Durante todas las sesiones sentía dolor en mi área del vientre, así como en mis rodillas, y a la altura de mis riñones. Sentía como si me jalaran las piernas hacia abajo.

Al finalizar la primera sesión, durante esa noche me quedé con mucho temor, no sé a qué, pero estaba temerosa e intranquila. En la segunda sesión me quedé con mucha paz y en la tercera también.

Lo que cambié después de las sesiones:
Honestamente no he podido notar algún cambio en mi o mi entorno. Creo que me he hecho más consciente de los temores que me vienen, los identifico y por lo menos se de dónde vienen. ¿Que si puedo superarlos fácilmente? Aún no.

Alejandra Flores Gómez
Activación a distancia
Edad 34 años
Nacionalidad: mexicana

1ª Sesión (9 de marzo de 2014 hora 7:00 pm)
Sentí una gran presencia de energía, sentí mucho movimiento en la planta de los pies como si se drenara algo, desde el principio sentí como movimiento en mis vertebras.

En otro momento sentí el movimiento en mi cama, como una energía que me envolvía toda y percibía muchos colores, en ese momento sentí mucho movimiento en mis manos y drenaje en mis pies (de energía). Luego sentí opresión en mi pecho, sentí que podía respirar mejor y luego se fue la opresión. Luego sentí ´movimiento por mi rostro, al mismo tiempo llegaban imágenes a mi mente, unas que no ubico otras tipo recuerdo de lugares donde he estado.

Sentí movimiento por mi nuca y luego otra vez mi columna como si estuviera en el quiropráctico. Tuve movimientos involuntarios en mi pie izquierdo, mi dedo medio de la mano derecha y otro dedo de la izquierda que no recuerdo. Entre mi talón derecho y el tobillo sentí dolor, hubo un momento en que sentí molestia en una vena de la pierna derecha, como si bajara un dedo por ella, tuve otras sensaciones en el corazón, el hombro izquierdo, rodilla izquierda y la misma sensación de envoltura energética. Casi al final tuve un movimiento intestinal como si se pusieran a trabajar, en otro momento en mi mente tenía la sensación de sentirme succionada por una aspiradora pero con la sensación de ir en el tiempo.

Al final de la sesión al levantarme, me sentí muy contenta y tranquila.
Las sensaciones posteriores, fueron de alegría, mucha relajación, con energía. Con bastante movimiento intestinal.

2ª sesión (12 de marzo de 2014 hora 6:30 am)
Sentí el calor de la energía desde el principio, en esta ocasión sentí apertura y una sensación de expansión. Pude sentir como si trabajara a partir de la mitad de mi cuerpo del lado izquierdo, sentí bastante opresión a la altura de mi nuca y tuve la sensación de moverme pero una energía opuesta impidió mi movimiento. Sentí movimiento en mi dedo medio de la mano izquierda y como si hicieras movimientos circulares en la derecha, ahora la sensación no fue envolvente, si no penetrante a partir de mi coronilla. Sentí la misma energía como drenaba por mis plantas, sentí un ligero dolor a la altura de mi matriz de lado izquierdo, también a la altura de mi omóplato izquierdo, nuevamente la sensación de expansión a nivel frente, cabeza y pecho. Por último como si algo saliera a nivel de mi vagina. Al finalizar me sentí descansada con un poco de dolor a nivel de mi nuca. El mismo miércoles me regreso mi ciclo menstrual que tenía 3 meses sin presentarse.

3ª sesión (15 de marzo de 2014 hora 7 am)
Sentí energía en forma de turbulencia, como si estuviera en un avión, fue un momento. Sentí dolor de lado derecho como la vez pasada y dos estrujones en el corazón, esta vez fue muy patente el movimiento intestinal, ligera sensación en la nuca, cuando me levanté tuve ligero mareo y durante ese día muy bien, los siguientes días me sentía muy relajada, una sensación de paz interior, en armonía. Tuve la sensación de que nuevos panoramas se están abriendo, voy concretando proyectos y me dirijo a nuevos horizontes.

Contacta a Norma

TallerKryon-150x150Norma Escudero Jiménez
México, D.F.
tel: 044 55 8531 7637
email: dikavi08@gmail.com o nejflais@yahoo.com.mx
Facilitador Nivel 1